viernes, 28 de septiembre de 2007

Sí, sí, sabemos ahora totalmente bien que este no es el tema sobre que podemos escribir. Pero antes que lo sabíamos, ya habíamos compuesto este texto sobre un gran hombre que según Monsignor Ragonesi era el Dante de la arquitectura. Sí, es Antoni Gaudí.

Antoni Gaudí nació el 25 de junio de 1852 en la provincia de Tarragona en la ciudad de Reus. Gaudí es la máxima figura de la arquitectura catalana y se le conoce en todo el mundo. Es famoso por estilo único que se llama modernismo catalán y de diseños muy individualistas.
Gaudí hizo sus estudios de bachillerato en las Escuelas Pías de Reus, trasladándose posteriormente a Barcelona donde estudió en el Instituto de Enseñanza Media y en la Facultad de Ciencias. En 1873 ingresa en la Escuela provincial de Arquitectura de Barcelona, donde se graduó en 1878, obteniendo el título de arquitecto.
Gaudí buscó estímulos a sus creaciones en libros medievales, en ilustraciones de construcciones orientales y en formas orgánicas de la naturaleza. Siendo muy religioso usaba muchos símbolos de la fe cristiana en sus obras.
Su amor por la tierra hace que Gaudí participe en el nacimiento del movimiento excursionista catalán. Gaudí se interesaba por los problemas sociales de los obreros y se sentía unido al pueblo.
Antoni, el quinto hijo del matrimonio, fue el que vivió más años. Gaudí murió atropellado por una tranvía a la edad de 74 años en 1926. Su cuerpo fue enterrado en la cripta de la obra donde trabajó casi 43 últimos años de su vida (v mas abajo).

Si alguien le pida nombrar las obras de Antonio Gaudí, la primera a la que se piense, es probablemente Temple Expiatori de la Sagrada Família, más conocido simplemente como La Sagrada Familia. Es su obra más famosa y identifica Barcelona en todo el mundo.
Lo que era una sorpresa para mi, era que Gaudí no comenzaba este proyecto, sino que lo dirigió desde el año 1883. El primero arquitecto era Francesc del Villar que presenta el primer proyecto, de tres naves, siete capillas en el ábside y una aguja de 85 m. En 1882, el obispo Urquinaona pone la primera piedra. Gaudí lo modificó por entero, plantea un nuevo conjunto de planta basilical, de cinco naves con un crucero de tres y un cimborio de 170 m de altura, todo con predominio vertical. Durante los restantes 43 años de su vida trabajó intensamente en la obra, los últimos 15 años de forma exclusiva.
La muerte de Gaudí fue la primera de una serie de malogros, que culminaron el 1936, con la Guerra Civil cuando quedó destruido en su mayor parte el taller en el que Gaudí había trabajado, y donde se encontraban sus esbozos, maquetas y modelos. No dejara la idea como terminar la obra. No será hasta 1940, en plena dictadura franquista, que el arquitecto Francesc Quintana restaura la cripta quemada y reconstruye las maquetas, a través de las cuales, hoy en día se construye el Templo.

El arquitecto Gaudi tenía un patrocinador y cliente especial, don Eusebi Güell, que deseó haber un parque con estilo para la aristocracia de Barcelona. Ahora es como un país de maravillas con tamaño de un pequeño barrio de la ciudad, adonde se puede bucear por todo el día.
Este parque está situada alta de Barcelona, en noroeste. Habían planeado más que 60 sitios para las casas, pero allí, en las afueras de Barcelona, solo se construieron 5 casas, que parecen a las del cuentos de hadas. El parque entero fue construido entre los años 1900 y 1914.
El proyecto, que era muy radical en estos tiempos, fallaba. El sitio era demasiado lejos del centro de la ciudad. El Ayuntamiento de Barcelona compró la tierra en 1922 y un año despues la convertió en el parque comunal.
Gaudi evitaba el nivelar de la tierra, por eso el parque tiene los caminos y las sendas que siguen los contornos de la tierra. Contiene estructuras de piedra asombrosas. Por ejemplo, la fuente del dragón que está en la entrada o los asientos embaldosados del mosaico coloreado. En todas partes podemos encontrar las formas irregulares, los colores brillantes y muchos detalles excepcionales.
La casa de Gaudi era en el parque como modelo para enseñar a los compradores. El vivió allí hasta 1925. La UNESCO nombró al Parque Güell, en 1984, monumento artístico de protección internacional.

2 comentarios:

Kersti dijo...

He pensando que debo que escribir sobre La Sagrada Familia..... en este verano he estado en Barcelona y tengo buenas fotos con ella.

si las paredes hablarían... dijo...

Pues hazlo:)